Otras imágenes de culto

Beato Diego José de Cádiz (A. Castillo Lastrucci y seguidores, 1967)

DiegoDeCadizLa imagen del Beato Diego José de Cádiz es una de las aportaciones devocionales y una deuda saldada con quien fue gran promotor y predicador de las bondades y el poder del Señor, venerada como tal desde el traslado a la Basílica de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder.

Se trata de una escultura de cedro de talla completa policromada, que es encargada en 1967 al famoso imaginero Antonio Castillo Lastrucci, quien fallece antes de concluirla y deja el encargo a José Pérez Delgado. Es de tamaño natural y se encuentra en la actualidad en la sala de los Beatos, sobre peana dorada a la salida del camarín del Señor en el deambulatorio de la Basílica.

En la representación de Fray Diego José de Cádiz, del que se conocieron sus facciones por haber sido retratado en vida, se opta por revestirlo con el sayal propio de la orden franciscana en su reforma capuchina, con cíngulo a la cintura con tres nudos que significan los votos o virtudes de la orden –pobreza, castidad y obediencia- y con el crucifijo en las manos al que reverencia en actitud de besarlo, en clara transposición de aquellas representaciones de San Francisco difundidas por España tras el Concilio de Trento, en las que incluso es abrazado por Cristo desde la Cruz en asimilación de la misma entrega por los demás que el Jesús. Los rasgos del Venerable Capuchino asimilan del mismo la fisonomía difundida de San Francisco que mantenían los frailes del s. XVIII coetáneos al Beato Diego: barbas pobladas, pómulos prominentes, mejillas hundidas y ardor místico.

Desde su colocación en la Basílica se ha convertido en uno de las fuentes de oración de los devotos, quienes siempre depositan flores y besos a los símbolos de su cíngulo. La escultura también es el símbolo de la hermandad que a lo largo de la Historia ha existido entre la Orden Menor Capuchina y la Cofradía y que quedó refrendada en la Carta de Hermandad de 1999. En el aniversario de la beatificación del Beato Diego J. de Cádiz se celebra Solemne Función Religiosa, colocándose en dicho día la imagen del Beato en el presbiterio de la Basílica.

Beato Marcelo Spínola y Maestre (J.A. Navarro Arteaga, 2003)

MarceloSpinolaEl Obispo de los pobres, miembro de Junta de Gobierno primero y Hermano Mayor Honorario y Perpetuo después, completa el cómputo de imágenes vinculadas a la Historia de la Cofradía del Gran Poder que se veneran en su Basílica. La imagen se hace como agradecimiento a la beatificación del venerable Arzobispo y Cardenal de Sevilla por Juan Pablo II en Roma el 29 de marzo de 1987.

La actual escultura es neo barroca, de gran realismo, tallada en madera y policromada en 2003 por el imaginero sevillano José Antonio Navarro Arteaga, y vino a sustituir a otra anterior, donada por un hermano. Se encuentra ubicada sobre peana tallada y dorada en la llamada capilla de los Beatos, a la salida del camarín del Señor, junto a la Capilla del Sagrario en el deambulatorio de la Basílica. Representa la figura del noble obispo de la ciudad, quien antes de peregrinar por distintas sedes nacionales como obispo, fue párroco de la Iglesia de San Lorenzo y gran impulsor de la devoción de la ciudad a la imagen del Señor, además de apóstol de los pobres y necesitados.

Aparece revestido del cargo de Príncipe de la Iglesia que le fue otorgado en el Consistorio de 11 de diciembre de 1905 e impuesto en Sevilla por el Rey Alfonso XIII el 31 de diciembre del mismo año, sólo unos días antes de su muerte. La escultura sigue las premisas de su iconografía al modo de los retratos que presiden la Sala Capitular de nuestra Hermandad, el propio sepulcro del Cardenal, el relieve de la Parroquia de San Lorenzo o el azulejo conmemorativo de la fundación del Correo de Andalucía. Suntuosamente porta el hábito cardenalicio, tocado con el solideo, con la esclavina púrpura sobre los hombros y la cruz pectoral que sostiene con la mano izquierda en un claro gesto de condescendencia y piedad, con mirada fraternal y entrañable de la que hizo gala con aquellos necesitados a los que entregó gran parte de su vida, incluso limosnando por las calles. Actos que le valieron la beatificación y su, esperemos, pronta canonización.

Dolorosa (Anónimo, s. XVIII)

DolorosaPresidiendo la Capilla del Sagrario, se encuentra el busto de una imagen dolorosa de estilo granadino, obra donada para esta dependencia por la familia___, en ___. La representación de la Santísima Virgen Dolorosa, presenta rasgos muy afilados y policromía anacarada, llorosa e invocando al cielo, al que alza la mirada. Los atuendos son los propios que se hicieron famosos en los bustos de las imágenes de la escuela granadina y de las obras de los hermanos Mena, con la túnica rosa y el manto azul, que sobre la toca blanca le cubre la cabeza.

Estos aspectos morfológicos enmarcan la obra como deudora de las parejas de bustos que desde el inicio del s. XVII se realizan en Andalucía Oriental, en los que además de la representación de la Santísima Virgen, se acompañaban por otro similar de Nuestro Señor Jesucristo, en el tránsito de su pasión dolorosa a la crucifixión, comunmente tras ser escarniado y coronado de espinas.

En el testero de la Capilla del Sagrario, la Dolorosa aparece en un retablo vitrina de madera dorada. Apoyado sobre un banco conformado por la adaptación del sagrario de plata, el retablo vitrina, transparente en sus tres de sus frentes, aparece cerrado por vidrios, mientras que el testero del fondo presenta elementos estofados en bajo relieve.

Niño Jesús (A. Castillo Lastrucci y seguidores, 1967)

NiñoJesusLa edificación del nuevo Templo de Jesús del Gran Poder conllevó la realización de algunos elementos para las solemnidades del año litúrgico. Así, en 1967 se encarga la realización de una imagen del Niño Jesús, que sería la que se venerara, conforme a la tradición, en las solemnidades de Navidad. El encargo se realiza a Antonio Castillo Lastrucci, quien a su avanzada edad concibe la pieza en tamaño natural y reposando sobre un lecho o cuna, desnudo, dialogante con los fieles a los que, con la mano derecha alzada levemente parece dispuesto a bendecir. La imagen fue realizada en madera de cedro para asemejarlo a la propia talla de Jesús del Gran Poder. La mascarilla y talla de la escultura fueron completadas en el taller de Castillo por su seguidor José Pérez Delgado.

Galería: