La Hermandad aprueba la adquisición de un inmueble en la calle Santa Clara para sede de la Bolsa de Caridad

En la noche del quince de noviembre se celebró en la Casa de la Hermandad del Gran Poder, el anual Cabildo General ordinario, en el que como punto más destacado se aprobó por los hermanos la compra de un inmueble en la calle Santa Clara nº 7, de unos 220 m2 en planta baja, que se convertirá en sede de la Bolsa de Caridad y almacén de las parihuelas de ensayo de la cofradía.

Como prescriben las reglas, en el Cabildo General se rindió cuenta mediante la memoria de cultos y actividades de todo lo acontecido en las distintas áreas de la Hermandad en el ejercicio anual que se cerró el pasado 30 de septiembre del presente año. Del mismo modo, los hermanos pudieron conocer el balance de cuentas tras el ejercicio anterior, así como conocer el presupuesto para el próximo año de la Hermandad, que se incrementará en un 11% respecto al del año anterior, en previsión de las obras de adaptación del referido local para su uso inmediato, así como de la instalación de un ascensor en la casa Hermandad de la calle Hernán Cortés. Las cuotas para el próximo ejercicio no experimentarán subida alguna, manteniéndose por otra parte las bonificaciones existentes para familias numerosas y pensionistas.

La compra del nuevo local en la calle Santa Clara, que se financiará parcialmente mediante un préstamo hipotecario, cuya autorización se está tramitando ante la autoridad eclesiástica, viene a paliar una serie de necesidades acuciantes para el desarrollo de la actividad, en especial, de la Bolsa de Caridad de Jesús del Gran Poder, sin sede estable dentro de las actuales dependencias. Para ello, una parte del local se habilitará para poder recibir los martes a los peticionarios, con zona de espera y zonas de atención individuales que permitan mantener la privacidad de los mismos, así como otras dependencias en las que se pueda mantener tanto el archivo administrativo de la Bolsa como el resto de dependencias que la Bolsa precise. Por otro lado, en la otra mitad del local, se habilitará el almacén de parihuelas de ensayo, actualmente repartidas en varias sedes, y espacio para almacén de la cofradía.

Además de estas cuestiones, en el Cabildo se aprobó la reforma de una serie de apartados del Reglamento existente para el depósito de cenizas en el Columbario de la Basílica, en aras a la mejora de las diferentes casuísticas que se estaban dando desde la aprobación del mismo, eliminándose, bajo determinados supuestos, el requisito actual de ser hermano de la Corporación. La reforma del Reglamento deberá ser aprobada también por la autoridad eclesiástica.

Por último, se informó a los hermanos de los distintos proyectos que tiene previstos la Hermandad para el próximo ejercicio, además de las obras ya reseñadas. Entre ellos la realización de un nuevo manto de camarín para la Santísima Virgen, y la ejecución de distintos enseres tanto litúrgicos tanto para la Basílica como para la cofradía.

Publicado en Noticias